Parma - parte 3

ars scutae parma lamas de roble construccion escudo romano centurion refuerzo interior

Ahora que tenemos la parte del asidero hecha vamos a hacer las tiras que actuarán como refuerzos en la parte posterior de la parma. Yo las haré de 40 mm de anchura por 6 mm de grosor. La longitud de las tiras son 2 tiras de 40 cm y una de 52 cm.

 

Para no dejar los extremos de las tiras tan toscos se le hacen unos pequeños ingletes, así quedan algo más vistosas.

Ahora marcamos donde van a ir las tiras asegurándonos de que van paralelas al asidero y al eje del escudo. Es conveniente que dejemos como mínimo 2 cm entre el extremo de cada tira y el borde del escudo, si no cuando pongamos la cantonera es posible que nos choque y tengamos problemas, así que hay que tenerlo en cuenta a la hora de medir y cortar. En este caso he dejado 4 cm a cada lado.

Con todo marcado procedemos a encolar. Esto no tiene misterio alguno, tan solo hay que cuidar de que no se nos desplace al apretar los aprietos y de que no haya mucha distancia entre cada uno, para que encole bien por todo. Es mejor quitar la cola que rebosa ahora que esta húmeda. Podemos hacer esto con un formón o una espátula. Después de un día de secado quitamos los aprietos. Si no habíamos matado las esquinas de las tiras de refuerzo interior podemos hacerlo ahora y de paso lijar las marcas de lápiz que habíamos hecho si se ven. Y este es el resultado:

ars scutae parma lamas de roble construccion escudo romano centurion refuerzo interior encolado

Ahora ponemos unos clavos que fijaran aún mas las tiras interiores de la parma. Después de esto necesitaremos un buen asidero, así que encolamos unas tiras para engordarlo. En mi caso encolé una por la parte de afuera del escudo y 2 por detrás (todas ellas sacadas de sobrantes de los refuerzos interiores). Una vez seco y a golpe de lima dejamos un cuadrado de 32x32 mm. Ahora queda afinar la forma del asidero. Se puede dejar totalmente redondo o matar generosamente las esquinas como he hecho en este caso. Aquí se aprecia mejor.

ars scutae parma lamas de roble construccion escudo romano centurion asidero asa manija
ars scutae parma lamas de roble construccion escudo romano centurion asidero asa manija detalle

Bien, ahora toca entelar. Es posiblemente el proceso más fácil de cualquier escudo. Para esta parma usaré lino crudo, sin teñir. El lino es bastante puñetero con las arrugas así que antes de encolarlo si tiene algún doblez o arruga, toca lavar y planchar. Como la parma tiene 60 cm de diámetro más 2 cm de grosor del escudo, uno a cada lado, cortamos un cuadrado de 70 cm para no pillarnos los dedos. Damos cola y extendemos el lino. Con ayuda de un trapo vamos repasando la superficie para eliminar las burbujas de aire. Después podemos frotar en círculos para asegurarnos de que la tela está bien pegada al escudo.

ars scutae parma lamas de roble construccion escudo romano centurion entelado lino
ars scutae parma lamas de roble construccion escudo romano centurion entelado detalle canto

Una vez seca la tela de la cara pegamos el borde interior que va al hueco del asidero. Un truco para que se peque bien es meter un trapo grande a través del agujero para que rellene todo el hueco, así presionará la tela contra el borde y se pegará correctamente. Para pegar los bordes colocamos una manta o trapo grande debajo del escudo, ponemos la parte de atrás hacia arriba y lo envolvemos dejando la manta bien tirante. Cuando se seque, con un cúter cortamos al ras para eliminar la tela sobrante. Entelarlo por detrás es opcional, en este caso no lo haré.


Ahora hay que hacer el diseño para nuestra parma, pero eso es algo que enseñare en la siguiente entrada.

Comentarios: 2 (Discusión cerrada)
  • #1

    Areche (miércoles, 28 octubre 2015 18:06)

    Ala majo que ya estoy ansioso por verla terminada con ese pedazo umbo que te has currado. ¿Qué diseño le vas pintar?

  • #2

    Ars Scutae (sábado, 31 octubre 2015 15:23)

    El diseño aun no esta decidido por el cliente, pero en breve postearé nueva entrada con la parma terminada.