La importancia de los animales y las plantas en la fabricación de escudos - Parte IIII: Huesos

Producto sobrante de otras industrias, los huesos pueden ser empleados para otros fines. Abundante por la industria ganadera y la caza, los huesos son un una materia prima barata y prácticamente ilimitada. Con los huesos se pueden hacer fertilizantes, pigmento, cola de huesos, carbón y herramientas. El empleo de huesos por el ser humano se ha documentado desde tiempos prehistóricos.

Pigmento

El negro de huesos es un pigmento creado por la carbonización de huesos de animales, principalmente de vacuno. Se compone de un 10% de carbono y un 84% de hidroxiapatita de calcio. Descubierto y empleado abundantemente desde la prehistoria, como también en el arte egipcio, griego y romano, así como en todo el arte europeo medieval y renacentista. Es un pigmento de gran calidad, resultando en una gran estabilidad a la luz y un gran poder cubriente.

 

El negro de huesos se obtiene por la calcinación en ausencia de oxigeno de huesos y cuernos, entre los 400-800ºC. Los fragmentos óseos se colocan en un crisol rodeado por carbones ardientes, luego el crisol se tapa. En el proceso los componentes orgánicos del hueso se carbonizan. La mayor parte de las sustancias orgánicas se desprenden durante el proceso, creando pequeños agujeros, dando como resultado lo que se conoce como carbón activo. Una vez molido muy fino, tendremos listo para el uso un pigmento con el que poder pintar nuestro escudo.

 

También fue empleado como pigmento blanco, pero su uso no fue muy extendido.

Cola de huesos

El proceso de fabricación de cola de huesos no es muy distinto a la de piel. En primer lugar hemos de hacernos con huesos, pezuñas y cráneos. Primeramente hemos de rasparlos para eliminar los restos de carne que queden adheridos. Desconozco como es exactamente el proceso, pero consiste en meter los huesos ya limpios en una olla al baño María y dejar que el colágeno que contienen los huesos salga. Una vez extraído y conseguida la densidad adecuada, se cuela todo y se vierte en un molde, al igual que con la cola de piel.

 

Podéis ver las características propias de las colas calientes en la entrega anterior.

 

En cuanto a la cola de huesos, desprende un olor más fuerte que la cola de piel. Antiguamente se decía que contra más olorosa sea la cola, mejor pega. Y no huelen demasiado bien. La cola de huesos es algo más fuerte, pero también menos flexible que la de piel. Se puede hacer una mezcla de ambas colas para conseguir propiedades mixtas si lo deseamos. Partiendo del pegamento ya preparado en escamas o tableta, la preparación, aplicación y precauciones a tener en cuenta sobre cola de huesos son idénticas a la cola de piel.

 

Como vamos viendo, de los animales no se desperdicia nada, todo tiene su uso. Y los huesos no iban a ser menos, dada sus múltiples aplicaciones y buenos resultados. Puede resultar sorprendente, que algo tan barato y de tan baja categoría pueda ser procesado en productos de calidad.

 

También podéis leer el artículo relacionado “Mis conclusiones sobre la pintura a base de cola de conejo

Escribir comentario

Comentarios: 0