Los tipos de madera empleados

La madera es el principal componente de un escudo. Representa entre un 50-75% del peso de nuestro escudo y la práctica totalidad de su volumen. Si la madera de nuestro escudo se quiebra o rompe, su integridad se verá comprometida. Por todo ello debemos prestar especial atención a la hora de mandar fabricar nuestro escudo.

 

Las maderas ligeras resultan poco densas, haciendo que no sean resistentes. Por contra, que sí lo son, son más densas y pesadas. Dependiendo el tamaño y técnica de construcción para no hacer un escudo exageradamente pesado, deberemos elegir entre unas u otras.

 

Existen muchísimos tipos de madera, y dependiendo su finalidad, hay unas más aptas que otras. Las maderas más empleadas para la fabricación de escudos son el roble, abedul, aliso, álamo y pino. Antiguamente a la hora de fabricar un escudo, se intentaba conseguir una de estas maderas por ser las más aptas, pero también hay que tener otro factor en cuenta: la disponibilidad de la madera es regional. Determinadas maderas crecen en determinadas zonas, por lo que si estamos lejos de ella, la vía más factible de conseguirla es el comercio fluvial o marítimo. Este tipo de comercio es el más apto para el transporte de grandes masas a grandes distancias, justo lo que se necesitaría para la explotación maderera. El comercio terrestre no es inviable, pero considero que lo limitaría a una menor cantidad y distancia.

Características

El peso y densidad de la madera varía dependiendo de la variedad, localización y el clima en el que ha crecido, por eso su peso oscila entre 2 valores.

 

Roble: Una de las maderas más admiradas por el hombre, especialmente por los celtas. En latín, roble y fuerza se expresan con la misma palabra: robur. En España es posible encontrarlo en las zonas con suelos húmedos o en las regiones más al norte, así como en gran parte de Europa. Es una madera dura, pesada y poco flexible, de color entre marrón claro y marrón oscuro, con pocos nudos, siendo estos pequeños. Su veta tiene una longitud media y relativamente recta. Su peso oscila entre los 650-900 Kg M3, siendo los algo más de 750 la más habitual. Algo difícil de trabajar con ella y complicada a la hora de laminar, sin embargo es una buena madera para hacer un escudo dada su dureza.

 

Abedul: Es una especie ampliamente extendida por Europa. También se extiende por el norte de África y por el sudoeste de Asia, de donde es originario. Es una madera blanca semi dura, ligera, flexible y fácil de trabajar. Veta corta y recta. Por contra es una madera que no soporta bien la humedad, pues se pudre con cierta facilidad. Su peso es de 650-750 Kg M3.

 

Aliso: De vetas finas y rectas, el aliso es un árbol natural de Europa. Tiende a crecer en zonas húmedas, junto a los ríos. En España tiene predominancia a crecer en las zonas más septentrionales y occidentales. Tiene un color claro al cortarlo que se torna en un color rojizo poco después. Es una madera blanda, flexible y ligera, además de ser resistente al agua. (¿Existiría cierta preferencia en zonas costeras para usar esta madera en los escudos?) Tiene una densidad en torno a 450-580 Kg M3.

 

Álamo: Crece en el centro y sur de Europa, Asia central y norte de África, como en toda la Península Ibérica. Su madera es homogénea, ligera y porosa, como también resistente a la abrasión y elástica. Su color tiende a ser marrón muy claro. No es especialmente resistente, sin embargo se tiene constancia de esta madera en la fabricación de escudos. Su densidad es de 500-550 KG M3.

 

Pino: La madera de pino es un recurso abundante. Crece en amplias zonas de Europa, como la cuenca Mediterránea y España, de la cual 7 especies son nativas. Resinosa por naturaleza, el pino no es una madera muy densa ni dura, ni destaca por su capacidad de flexibilidad, sin embargo globalmente proporciona una buena combinación. Es una madera nudosa de un color amarillo pálido, con una veta muy larga y recta, de densidad media tirando a ligera y con un peso entre los 400-650 Kg M3.

Como vemos, la mayoría de las maderas que se empleaban, se buscaba que se movieran entorno a los 500-700 Kg M3 como valores óptimos y que tuvieran vetas rectas, yendo a maderas algo más ligeras/blandas o pesaras/duras según la preferencia o necesidad. El valor óptimo en peso/dureza/prestaciones lo ostenta el abedul. Recordemos que el scvtvm de Al-Fayum estaba realizado en abedul y conociendo esta información, no es de extrañar el porqué de esa elección.