Desmitificando algunas ideas

Éste va ser un artículo a medio camino entre la opinión, la observación y la desmitificación. A falta de un estudio detallado con uno o varios de mis escudos (lo que implicaría someterlo a combate real y destruirlo en el proceso), quiero centrarme en un asunto muy concreto. Muchos conocemos la típica imagen de ese guerrero dacio asestándole golpes con el falx a un scvtvm, ¿verdad? Sin desmerecer el esfuerzo de aquellos recreadores, que es un esfuerzo loable, tengo que decir algo contundente: las conclusiones extraídas no pueden tomarse en serio como una muestra real de la resistencia de un scvtvm romano. A falta de unas buenas pruebas, pongo en duda la cantidad de penetración que es capaz de ejercer un falx en un scvtvm, ya que mucho se ha dicho sobre que es capaz de rajarlo considerablemente de un solo tajo, aun estando éste fabricado con maderas ligeras, y la razón es simple: la capa interna y externa del escudo discurren con la veta en horizontal, por lo que ofrecen una buena resistencia al corte en este sentido. En el borde largo la cosa cambia, ya que pasamos a tener solo una capa con la veta en el sentido que más resistencia ofrece al tajo. Considero difícil que fuera capaz de hacer una raja de más de unos 10cm en un escudo fino y ligero, cifra que se reduce con el empleo de maderas duras y mejores recubrimientos. Esto también aplica a otras pruebas realizadas, como la de penetración por lanza, pilvm o flecha. El problema es que estos escudos están fabricados con materiales modernos, entre ellos contrachapado. La resistencia estructural y densidad del material son muy diferentes a las de un scvtvm real. Os preguntareis... ¿Por qué estás seguro de que están construidos en contrachapado? Bueno, por dos razones. La primera es una mera suposición basada en la estadística: la casi totalidad de los escudos curvos están construidos en contrachapado, ya que es lo más barato, y los conocimientos para construir con madera laminada y colas animales son casi desconocidos, aparte que se requiere de mayores medios y habilidad. Segundo, en las imágenes puede observarse que por la forma de romperse, estamos ante contrachapado. La madera laminada, a pesar de formar un pseudo-contrachapado, no se comporta ni rompe igual.

Penetración de un pilvm en un scvtvm de contrachapado.
Penetración de un pilvm en un scvtvm de contrachapado.

Por lo tanto, ya que los materiales son distintos ¿Es correcto pensar que el scvtvm tiene esa determinada resistencia y peso? NO. Por ejemplo, ¿sería realista fabricar una espada de aluminio y extraer conclusiones acerca de su peso y resistencia? Tampoco. Para sacar datos fiables sobre esto, hace falta emplear técnicas y materiales antiguos.

¿Qué tan distinto se comportan ambos materiales? Bastante. En el contrachapado moderno se cruzan sucesivas veces las vetas de cada capa. Ya que se emplean 3 capas de contrachapado para hacerlo, hacen 9 capas. 6 capas en un sentido, y 3 en otra. El motivo de esto es que al superponer una plancha de 3mm con otra, ambas caras tendrán la veta en el mismo sentido, dejando solo la interior en el otro. Aparte, estas capas son hojas enteras de madera, y no láminas de poca anchura, por lo que tienen un plus de solidez. Esto podemos enlazarlo con el siguiente párrafo.

La desmitificación del scvtvm también puede extenderse a otros asuntos, como su peso. Ciertas personas hablan sobre la ligereza del scvtvm, otras sobre que era un escudo muy pesado... y en realidad ambas tienen razón. Como dije en el artículo “Las repercusiones del peso del escudo” el peso depende principalmente de la madera con la que está construido, y del número y tipo de recubrimientos. Esto se puede relacionar con su resistencia. Si un escudo está construido con un contrachapado de baja densidad, algo de lo que ya hable en “Consideraciones sobre el peso, resistencia y materiales empleados en la fabricación de escudos” tendrá un peso muy ligero, y una madera poco densa, es poco resistente. En realidad los scvta de la época eran escudos más resistentes y pesados que la mayoría de los empleados ahora. Aún con todo, no pretendo decir que el scvtvm fuera un escudo irrompible, solo que los materiales empleados hoy día no son los idóneos para sacar conclusiones.

 

Mi pretensión con éste artículo es la de, por un lado, inculcar un poco de pensamiento analítico y crítico, y por otro hacer entender que algunas de las cosas que se dan por hechas en el mundo del recreacionismo no son del todo ciertas, bien por falta de estudios, falta de conocimientos, malas metodologías, o una mezcla de elementos.

Hasta hoy día nadie ha construido un buen scvtvm laminado con los materiales correctos y ha hecho un estudio detallado ¿Me tocará a mí hacerlo para poder sacar datos fiables?